Insolvencia de la Persona Natural No Comerciante

A partir de la promulgación del Código General del Proceso existe la Institución Jurídica denominada INSOLVENCIA DE LA PERSONA NATURAL NO COMERCIANTE que busca que personas naturales que no ejerzan actividades de comercio pueden acceder a una amigable resolución de sus obligaciones financieras vencidas a través de dos mecanismos de negociación y uno liquidatario.

Con el fín de hacer menos lesiva la etapa de deudas de las personas no comerciantes fué creada ésta herramienta jurídica, y en esencia, en la búsqueda de ese fin la Insolvencia del a Persona Natural No Comerciante consta de dos mecanismos de negociación y liquidatario, son los siguientes:

  1. La Negociación de las deudas del deudor se hace a través de un acuerdo con sus acreedores para obtener la normalización de sus relaciones crediticias y la convalidación de los acuerdos privados a los que ha llegado el deudor con sus acreedores,
  2. La que se tramita a través de una conciliación que dirigirá un notario o conciliador con la participación de todos los acreedores, con el fin de buscar el pago ordenado de las deudas, respetando sus derechos y las prelaciones legales, facilitando al deudor ese pago y la conservación de su patrimonio y dignidad como persona.

En caso de que estos dos métodos fracasen se pasa directamente al mecanismo liquidatario del deudor.

  1. Con la liquidación se intenta la recuperación de los créditos a cargo del deudor en caso de no ser ello posible, se procede a la liquidación de su patrimonio, lo cual tiene la virus de llevar al descarte de las obligaciones del deudor en el caso de que éste hubiese actuado de buena fé en el trámite conciliatorio.

La finalidad del trámite de Insolvencia Natural de la Persona Natural No Comerciante es permitir al deudor no comerciante entrar a negociar con sus acreedores la posibilidad del pago de sus deudas mediante un acuerdo conciliatorio.

Ya no debes entrar en estado de depresión si lo que te agobian son las deudas economicas.

A través del proceso de Insolvencia de Persona Natural no Comerciante puedes negociar tus obligaciones financieras directamente con tus acreedores, sin intervención de casa de cobranza o amenaza de embargo, pues al momento de la negociación se tendrá en cuenta tu capacidad actual de pago y no el estado financiero en que te encontrabas al momento de adquirir dichas deudas.

Conforme los dispone el artículo 532 del Código General del Proceso el trámite de Insolvencia Natural de la Persona Natural No Comerciante solo será aplicable a las personas naturales que no ejerzan profesionalmente el comercio pero por disposición de la misma norma este mecanismo de insolvencia no se aplicará a las personas naturales no comerciantes que se encuentren en las siguientes situaciones:

  1. Quienes tengan la condición de controlantes de sociedades mercantiles o
  2. Quienes formen parte de un grupo de empresas.

El Procedimiento que dá lugar a la Insolvencia Natural de la Persona Natural No Comerciante consta de un trámite que debe agotar una ritualidad previamente establecida con respeto de las formalidades y los derechos fundamentales, preservando y armonizando los intereses de las partes que concurren; dicho trámite inicia con:

  1. La SOLICITUD, que podrá ser presentada por el deudor o a través de apoderado judicial ante el centro de conciliación o en notaria; la misma debe cumplir una serie de requisitos taxativamente y constar de un ítem de anexos que soporten lo consignado en la solicitud.
  2. Dentro de los 3 días siguientes a la presentación de la solicitud el centro de conciliación o el notario procederá a la DESIGNACION DEL CONCILIADOR, el cuál deberá manifestar su aceptación o rechazo de la designación dentro de los dos días siguiente, el silencio será toma tomado como rechazo.
  3. Dentro de los 5 días siguientes el conciliador verificará si la solicitud cumple con los requisitos legales con lo cual se procede a la ADMISION, INADMISION o RECHAZO de la solicitud.
  4. Luego de la Aceptación se producen los siguientes efectos:
  5. Prohibición de iniciar procesos contra el deudor y suspensión de los procesos existentes.
  6. Nulidad de los procesos que deban ser suspendidos.
  7. Prohibición de iniciar procesos de restitución de bienes por mora en el pago de los cánones y suspensión de los procesos existentes.
  8. Prohibición de suspensión de la prestación de los servicios públicos domiciliarios y obligación de restablecerlos.
  9. Presentación por el deudor de relación actualizada de sus obligaciones, bienes y procesos judiciales.

Luego de que se reciba la información actualizada de las deudas por parte del deudor, el conciliador comunicará a todos los acreedores relacionados por el deudor la iniciación del proceso y los términos en que se está llevando.

Si llegaste aquí porque necesitas ampliar la información sobre este proceso o lo hiciste porque estás desesperado buscando una salida a tu situación económica puedes comunicarte conmigo para que recibas una asesoría gratuita sobre el tema.